Corresponde a una de las primeras construcciones de la época virreinal que se dieron en la ciudad de Irapuato. Fue conocido en sus inicios como Templo de Nuestra Señora de la Misericordia de los Indios Tarascos. Inicialmente se construyó como capilla y con un hospital como anexo, el cual posteriormente fue destruido. Este templo sufrió varias reconstrucciones, algunas de ellas fueron en 1713, en 1733, en 1968 y 1978.

La fachada está compuesta por tres calles verticales y dos cuerpos con un remate circular; las calles laterales están flaqueadas por columnas serpentiformes altamente ornamentadas con motivos florales; la planta es de cruz latina con cubierta de bóveda de crucería; la torre del campanario es de dos cuerpos y se conserva la cruz atrial original y reubicada en la plaza.