El Templo de Nuestra Señora de la Soledad es una construcción de estilo barroco del siglo XVIII, la cual fue en sus inicios una capilla antigua. En cuanto a su descripción arquitectónica se conoce que su fachada principal conserva una cresta o espadaña de elevada calidad; pero lo que sobresale por sus excepcionales proporciones y armonía es su torre de estilo manierista. Su atrio fue destruido entre 1800 y 1804 para la construcción del Colegio de la Enseñanza. En el interior de este templo puede percibirse una riqueza iconográfica e iconológica que representa la soledad de María.