Ubicada en el municipio de Pénjamo, Gto. por la carretera La Piedad, Michoacán, a dos kilómetros del estadio de fútbol. En el año de 1830, el señor Euterio Hernández, originario de la Hacienda El Nopal, ubicada en el municipio de Arandas, Jalisco, compró la propiedad al Sr. Aceves que abarcaba, La Hacienda Mula de Aguilar –hoy hacienda de elogiado valor y arquitectura-, su nombre se debe a que era apostadero de Mulas. Los arrieros recibían posada y hacían los cambios de mulas por unas descansadas para poder seguir su camino.